El queso Arzúa-Ulloa es uno de los quesos gallegos por excelencia con Denominación de Origen Protegida. Se presentan en piezas redondas que van desde el ½ kilo hasta los 3 kilos.

La zona de producción comprende los ayuntamientos de las comarcas de Arzúa y Ulloa en el corazón de Galicia (La Coruña, Lugo y Pontevedra).

La DOP Arzúa-Ulloa ampara a 3 tipos de quesos:

El queso industrial, su periodo de maduración es de unos 6 días. Su aroma es lácteo, recordando el olor de la mantequilla y del yogur, con matices de vainilla, nata y nuez, de intensidad débil. Su sabor es elemental de leche, ligeramente salado y de acidez media a baja. La textura es fina, poco o medianamente húmeda, poco firme y con elasticidad media. En la boca medianamente firme, fundente y soluble con gomosidad media.

El queso de granja: Elaborado con leche de vaca procedente en su totalidad de vacas de la propia explotación que elabora el queso. Sus características físicas y analíticas coinciden con las descritas en el apartado anterior.

El queso curado. elaborado con los excedentes lácteos de final del otoño y del invierno y sometido a un proceso de maduración largo, superior a los seis meses, que permitía a los paisanos tener un alimento de alto valor energético y nutricional en el verano, momento en el que era muy apreciado por ser ésta la época del año en la que las labores del campo exigían un mayor esfuerzo físico.

Su período de maduración es de seis meses, como mínimo. Su forma es lenticular o cilíndrica, pudiendo presentar la cara superior forma cóncava, con diámetro entre 120 y 200 mm y altura entre 30 y 100 mm. Su peso oscilará entre 0,5 y 2 kg. Con corteza no diferenciada, de color amarillo muy intenso, brillante y de aspecto graso, a la que se puede recubrir de una emulsión antimoho, transparente e incolora. La pasta es amarilla intensa, más pálida en el centro, muy compacta, pudiendo presentar escasos ojos.

La característica fundamental de este queso es la materia prima, la leche natural y entera, procedente de vacas de las razas Rubia gallega, Pardo alpina y Frisona o de sus cruces entre sí. La comarca gallega es muy apta para grandes prados donde el forraje es el alimento natural de las vacas.

Arzúa celebra una de las fiestas del queso más importantes de Galicia y de toda España. La Festa do Queixo que viene celebrándose desde 1975. Hay que recordar que se trata del segundo queso más vendido de toda España.

En la cocina es uno de los quesos más usados, ya que su aspecto cremoso le permite combinarse con postres, confituras, horneados, etc…

En el mercado lo veremos perfectamente etiquetado, fijarse con atención en su contra-etiquetado que lleva el certificado de origen y la numeración diferente de producción.