Procedente de la vaca frisona y allá en los pirineos catalanes, se produce un queso con Denominación de Origen Protegida de excelente calidad gracias al marco incomparable donde se produce, los verdes pastos y frondosas montañas de la cordillera que separa a España de Francia. 

Un producto que se elabora en la cooperativa con sede en el Cadí, que recoge a más de 120 ganaderos productores de leche de la zona. Un queso de coagulación mixta poco ácida y altamente enzimática, pasta lavada y prensado moderado.

Pasta prensada (compactada). Siembra de la corteza con fermentos aromáticos específicos de la superficie. Corteza natural lavada. Madurado: mín. 45 días. Elaborado con leche de vaca pasteurizada.

Su aspecto exterior presenta forma cilíndrica de unos 6 a 9 cms de altura y un diámetro de 20 cms llegando a pesar cada pieza los 2,5 kgs. Su corteza es natural, donde el olor es lo más característico, se muestra ligeramente húmeda y anaranjada.

Su interior destaca por sus abundantes ojos, de origen mecánico, pequeñitos y de formas irregulares. La pasta se presenta en un tono crema, ligeramente húmeda y nada rugosa, si parece bastante elástica.

Su aroma al masticar recuerda a setas secas, musgos y frutos secos tostados, a Pirineo. Sabor ligero en sal, equilibrado y ligeramente ácido.

Es el único queso de Cataluña que tiene el reconocimiento DOP