Murcia tierra de contrastes y sensaciones también tiene un queso DOP, su naturaleza pura y su tradición ganadera, gracias a 8 queserías y más de 100 ganaderías.

La cabra murciano-granadina es la reina de este producto, con la pasteurización de la leche fresca de calidad superior de la raza murciana se elaboran estos quesos, de una manera artesanal. El queso se presenta como fresco, curado con una curación mínima de 4 meses y al vino.

La estrella de Murcia es el queso al vino, de la variedad de uva monastrell que le da ese peculiar sabor. Quesos reconocidos internacionalmente.

Es de forma cilíndrica con una corteza ligera de característico color morado que le otorga el propio vino permaneciendo sumergido 24 horas en vino.

El sabor de este queso es poco salado y semicurado con un toque ácido y aromas suaves que evocan a la leche que le da origen y el baño de vino característico. Su interior es compacto y de textura cremosa y elástica.

Es un texto que se deshace en boca, pero que se nos queda pegado en el paladar prácticamente al paladar y a la lengua, esto hace que su sabor sea muy intenso y persistente. En el año 2009 ganó la medalla de Bronce en los World Cheese Awards.

Es un queso muy apreciado y su maridaje con los vinos de la región lo hacen excepcional, Jumilla, Yecla o Bullas.