1. Necesitamos leche animal (oveja, vaca, cabra, y otras mamíferas rumiantes) bien cruda o pasterizada
  2. Cuajo y acidificación por medio de bacterias, mohos, hongos, etc… que tienen el papel fundamental de definir la textura y el sabor;
  3. Curación o maduración que dependen del entorno, temperatura, humedad, duración y la adición de agentes saborizantes como hierbas, especias o ahumado.

En los 3 procesos de esta fórmula la mano del hombre ha intervenido para crear la personalidad de cada queso, la marca, la denominación, el estilo, el sabor. Por eso la gran variedad de tipos y sabores de quesos.

Este regalo de dioses del que ya informaban los griegos ha sido y seguirá siendo todo un legado cultural que se traslada de generación a generación. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de las Naciones Unidas, el queso es uno de los principales productos agrícolas del mundo, superando al café, té cacao y tabaco juntos. El mayor productor es EEUU con un 30% de la producción total seguidos de Francia y Alemania.

Grecia es el país que mayor cantidad consume por persona al año, con 27,3 kg. Francia es el segundo consumidor mundial, con unos 24 kg por persona, donde principalmente se consume sus dos quesos más comunes: emmental y camembert. En tercera lugar encontramos a Italia, con 22,9 kg por persona. En los Estados Unidos el consumo se está incrementando rápidamente, habiéndose triplicado prácticamente entre 1970 y 2003. El consumo por habitante alcanzó en 2003 los 14,1 kg, siendo la mozzarella (ingrediente básico de la pizza) el queso favorito de los estadounidenses, con un tercio del total consumido.

España según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente consume 7,78 kg, siendo el queso fresco es el que más consumimos los españoles que representa el 29,9 % del total seguido del queso semicurado con un 21,5 %. Nueve de cada diez hogares españoles consume queso, pero nuestra media de consumo de queso aunque crece anualmente, está aún muy alejada del 17,2 Kg por persona/año a nivel europeo. A modo de curiosidad os diremos que la CC.AA que más queso consume por habitante es Canarias, seguida de Murcia, Valencia y Asturias.