Es uno de los alimentos estrella en la dieta mediterránea, aunque existen muchos mitos sobre su consumo. Se suele pensar que el queso engorda y que tiene muchas calorías pero, ¿es realmente así? ¿cuáles son los factores que nos han llevado a ‘demonizar’ este alimento con tantos beneficios para la salud?

Según los expertos, comer saludable no está reñido con el consumo de queso. Los especialistas afirman que una de las raciones de lácteos que necesitamos al día puede consumirse en forma de queso, siempre que los ingredientes y el procesado del mismo sea de buena calidad.

Las calorías del queso de oveja Dehesa Dos Hermanas en la versión curada es de 460 kcal por 100 gramos de queso, predominando las grasas (38,3 gramos) y las proteínas (26,5 gramos). El aporte de hidratos de carbono del queso de oveja es insignificante (2,4 gramos) al igual que los azúcares (0,1 gramos). Una porción de 50 gramos de queso aporta poco más de 200 calorías, por lo que puede introducirse perfectamente en una comida, snack o cena acompañada de otros alimentos saludables como vegetales.

Además de las calorías de un alimento, hay otros factores importantes que debemos tener en cuenta. El queso de oveja Dehesa Dos Hermanas:

  • Tiene un alto contenido en proteínas, imprescindible para construir masa muscular. Si combinamos una dieta proteica y saludable con ejercicio físico ganaremos músculo, un tejido metabólicamente activo que necesita sus calorías para mantenerse.
  • Es ‘real food’ o comida real, solo tiene leche cruda de oveja, cuajo y sal entre sus ingredientes. El proceso por el que pasa el queso es natural y artesanal, por lo que también es un alimento saludable y de calidad.
  • Las proteínas de oveja son de mejor digestibilidad y asimilación para el ser humano que las de vaca, incluso tienen menor grado alergénico. 

En definitiva, ¿engorda el queso de oveja? Esto dependerá de las calorías totales que ingiramos al día y de la calidad de las mismas, ya que un alimento por sí mismo no engorda o adelgaza.