Asomarnos a la gran pantalla es hacerlo a un espejo de la vida misma y basta echar un vistazo a algunos de los títulos más taquilleros para comprobar como el queso es todo un protagonista digno de la mejor alfombra roja.

Hay títulos más que evidentes que destacan en un posible ranking de películas relacionadas con el queso como es Ratatouille, una cinta de animación para todos los públicos donde el queso, Francia y la cocina son parte del elenco principal de la trama.

Igualmente encontramos escenas de grandes películas donde el queso se abre paso claramente. Es el caso de la cinta de los aclamados hermanos Coen Quemar después de comer, donde el mismísimo George Clooney le pregunta a John Malkovich si el aperitivo que le ofrece es queso de cabra; o el atracón de queso francés que llega darse Meg Ryan en la cinta French Kiss.

También existen films cuyo título, con más o menos acierto, han promocionado este producto en las carteleras de medio mundo. Es el caso de la cinta del director argentino Ariel Winogrand Cara de queso que, aunque su argumento no tiene relación con la temática ha paseado el nombre de producto miles de cines.

Y existe un festival de cine en La Mancha con sabor a queso.  Así reza la leyenda del ManzanaRec, que ya alcanza su V edición y que se celebra anualmente en Manzanares (Ciudad Real).

Pero, si también echamos un ojo a la pequeña pantalla y viajamos a épocas pasadas, cómo olvidar a nuestra querida Heidi que, en medio de los alpes, se alimentaba básicamente de pan, leche de cabra y queso, ¡mucho queso!