El refranero popular es sabio y, además, extenso y prolífero. Buceando en sus centenares de entradas hemos encontrado estos refranes donde el queso es el protagonista. ¿Cuántos de ellos conocías?

A la bota, darle el beso después del queso

Uvas con queso saben a beso

Al dar las doce, queso añejo y vino que rebose

En el modo de cortar el queso se conoce al que es tendero

Mucho pan y poco queso, es de hombre de seso

La edad no juega ningún papel, a no ser que sea un queso

Me dieron tantos besos

Al queso y a la mujer, de vez en vez

Algo es el beso, pues se da por queso

El pan sin ojos y el queso con ellos

El que pide en exceso, le dan lo que envuelve al queso

Amigo el ratón del queso

Así es el queso sin corteza, como la doncella sin vergüenza

Bebe vino y come queso y llegarás a viejo

El queso a la quesera y la lana a la tijera

El queso es sano, dado de avarienta mano

Beso, queso y vino espeso

El queso a la quesera y la lana a la tijera

El queso es sano, dado de avarienta mano

Bocado de pan, rajilla de queso y a la bota un beso

Buen queso y vino espeso y con este que sea largo el beso

Bueno es que haya ratones para que no se sepa quien se come el queso

Uvas con queso saben a beso

Con buen queso y buen vino más corto se hace el camino

De queso, un pedazo y que te dure todo el año

El pan ojos, el queso sin ojos y el vino que salte a los ojos

El pan sin ojos y el queso con ellos

El que pide en exceso, le dan lo que envuelve al queso

El que quiera queso, que lo cuaje

El queso a la quesera y la lana a la tijera

El queso es sano, dado de avarienta mano

El queso y el barbecho para mayo está hecho

En el modo de cortar el queso se conoce al que es tendero

La edad no juega ningún papel, a no ser que sea un queso

Me dieron tantos besos que me gustaron más que el queso

Mucho pan y poco queso, es de hombre de seso

Nueces y queso, saben a beso

Rábanos y queso tienen la corte en peso

Uvas con queso saben a beso

Vino y queso sabe a beso… Jamón, vino y queso a beso divino

Ya no quiero queso sino salir de la ratonera