Seguro que alguna vez ha visto en televisión imágenes de una carrera alocada colina abajo detrás de un queso rodante. Pues bien, es una cita que se celebra anualmente en Inglaterra a finales del mes de mayo denominada ‘Gloucestershire's annual Cheese Rolling Festival’ y que se ha convertido en ineludible para quienes añoren el programa televisivo ‘Humor amarillo’. No hay un origen claro de esta tradición. De hecho hay dos teorías bien distintas: la primera alude a un requerimiento para mantener los derechos de pastoreo sobre las tierras comunes y la segunda a una tradición de origen pagano según la cual lanzaban haces de maleza ardiendo colina abajo para festejar el año nuevo después del invierno. Pero sea cual sea su origen, está claro que sigue siendo una festividad que sea ha ganado a pulso situarse entre las más alocadas del mundo.   

Pero en España, en Quel, también podemos encontrar una imagen poco habitual entorno al queso. En este pequeño pueblo de La Rioja no extrañará ver cada 6 de agosto kilos y kilos de quesos y pan por los aires. Se trata de una celebración con más de cinco siglos de historia declarada de Interés Turístico Nacional que recuerda una epidemia de peste que dejó mermada a la población y que celebran en honor al Santo Cristo de Quel.

Mucho más refinados son nuestros vecinos galos que, sobre todos los más viejos del lugar, siguen manteniendo intacta una costumbre atípica y un poco rara; tomar café con queso. Sí, como lo oyen. Al igual que no nos extraña ver sopear el café con una galleta o un bollito en Francia no debes escandalizarte si ves como un lugareño remoja queso sus cafés matutinos.

¿Y tú, qué tradiciones curiosas conoces?

Foto portada: Michael Warren (Flickr)