Toda idea es buena si se trata de informar y publicitar un queso, una Denominación de Origen. Y eso es lo que está consiguiendo la D.O. Cabrales con sus subastas semestrales de queso cabrales. ¿Conseguir ser el queso más caro del mundo? Pero ¿a qué precio? - a 6.085 euros el kilo.

Pues 14.300 euros ha pagado por una pieza de algo más de 2 kilos el restaurante de Oviedo el Llagar de Colloto. Establecimiento situado a pocos minutos del centro de la ciudad, que destaca por sus asados de carnes de ternera a la parrilla.

Con esta subasta el Cabrales ha entrado en el libro Guinness World Records como “el queso subastado más caro del mundo” no quiere decir que este sea su precio, sino que es el acto principal del Certamen del Cabrales.

Un secreto muy bien guardado, en una cueva a más de 1.500 metros de altura. La quesería Valfriú, de Tielve sabe del éxito de su pieza, del cuidado y esmero con el que miman todos sus quesos que aún portan en mulas sus quesos a las cuevas para madurarlos.

El proceso de fabricación no es como hace 80 años que se hacía todo en las altas montañas, ahora se produce en la quesería y se traslada a madurar a las cuevas. La familia Herrero que regenta la quesería ganadora muestra orgullosa su pieza subastada. Te lo recordamos en nuestro artículo donde hablábamos sobre este tesoro azul madurado en cuevas.

Para la presidenta de la Denominación de Origen Protegida, Jessica López, es una satisfacción comprobar que “además de hacer cada vez quesos de más calidad, el Cabrales sea noticia a nivel mundial por esta subasta de récord”.  Y un buen impulso para la posterior venta del queso D. O. Cabrales.

Iván Suárez propietario del Llagar de Colloto restaurante que ha pagado los 14.300 euros