Cuando hablamos de queso y hablamos de nuestro queso de oveja elaborado con leche cruda recién ordeñada y que ha sido cuidadosamente tratada en el mismo entorno natural, estamos hablando de “pura magia” para el paladar más exigente.

Un producto gourmet exquisito que ha sido elaborado en nuestra quesería de una manera artesana y siguiendo los cánones y la receta más natural: leche cruda de oveja, cuajo y sal. Un proceso que parte desde la primera semilla sembrada en nuestra dehesa y en el vientre de las madres ovejas. Una simbiosis en un paraje natural y entorno tan agradable para la vida de nuestros rebaños.

Naturalmente, los sabores herbáceos de nuestra Dehesa Dos Hermanas sumado a una cuidada dieta equilibrada, son la clave de nuestro gran secreto, la alimentación de nuestros rebaños. La leche, ingrediente fundamental en la elaboración de nuestros productos llega recién ordeñada a nuestra quesería los días de fabricación.

Nuestra maestra quesera y los tiempos de venta y curación del producto marcan la agenda en el proceso de fabricación. Procurando siempre obtener y  seleccionar la leche de mayor calidad y fabricar los quesos en el momento adecuado.

La hora y extracción del ordeño son claves para nuestros quesos, que elaborados siguiendo los cánones artesanales, son producidos en la quesería que tenemos en la propia finca. La leche no viaja, no se mantiene refrigerada largos periodos de tiempo. Todo el proceso de fabricación y de elaboración de nuestros quesos, discurre de un modo, natural y contínuo.

De ahí que nuestro queso gourmet sea sólo apto para los paladares más exigentes, los de nuestros clientes que confían en un producto con más casi 40 años de historia en la comarca del Andévalo.

La edad del paladar importa

Son diferentes las experiencias que pueden encontrar los paladares con nuestros quesos. Los paladares más experimentados, buscan un queso con un gran periodo de maduración, no debe estar muy frío, debe desgranarse en la boca y sentir crujir la calcificación o pequeños granitos salados, toda una explosión de sabor para nuestro paladar.

Bien acompañados con caldos tintos, blancos o cerveza, el queso gourmet hay que saborearlo, meditarlo y hasta alabarlo. No recomendamos grandes ingestas, ya que su alto nivel proteínico y de grasas no es muy recomendables por el dietista. Pero en pequeñas cantidades, los paladares más exigentes, lloran.

Para los paladares, menos experimentados o de los pequeños de la casa, las proteínas de nuestros quesos les enriquecerán en vitaminas A, B, D y E… nutrientes indispensables para el crecimiento, resultan ser paladares más decantados hacia un queso más fresco, menos curado como nuestro Semicurado.

 

La Presentación en nuestra Caja Verde

La presentación dice mucho de un producto;- junto a su cuidadoso envasado entre telas de jamones, su colorista y verdosa paquetería, los contextualizamos en un marco, en un momento casero, hogareño, lleno de enseres antiguos que nos llevan al pasado; como pesos antiguos, hueveras de alambre, paños y telas que escenografian toda la experiencia de  nuestros quesos.